EL PAPEL DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DENTRO DE LA SOCIEDAD


Las instituciones educativas tienen un papel importante que cumplir dentro de la sociedad, el cual se encuentra determinado por las condiciones particulares del contexto histórico- socio-cultural donde se encuentra cada institución educativa.

Las organizaciones educativas deben reflexionar sobre su razón de ser dentro de la sociedad, para ello deben tener presente las necesidades particulares de su contexto histórico-socio-cultural. En retrospectiva la escuela es un producto histórico dentro de la escena social, es por esto necesario que la escuela identifique  sus  orígenes, los cuales se encuentran ligados por un contrato que  se origino a partir de las necesidades sociales de un periodo histórico. Por eso es necesario remitirnos al primer contrato o contrato fundacional de la escuela, el cual  se origino de la mano de tres fenómenos históricos que formaron la sociedad que conocemos,  los cuales fueron la revolución industrial,  las revoluciones políticas y por último los ideales republicanos.

Así mismo debe tenerse presente que estos fenómenos  dieron origen a la sociedad de hoy. El primero de estos fenómenos fue   la revolución industrial, la cual se encaminó a la formación del trabajador produciendo un alto grado de organización y especialización del trabajo; el segundo fenómeno  es el de las  revoluciones políticas, por medio de estas revoluciones los pueblos  exigieron  sus derechos como ciudadanos a nivel social y económico. Y  por último los ideales republicanos sobre los que se diseño la escuela pública, estos ideales republicanos son fundados en la autodeterminación de los pueblos y la dignidad individual humana.

Aunque se originó un alto grado de especialización y división del trabajo a partir de la revolución industrial, el hombre  tuvo que  asegurar la continuidad de los conocimientos adquiridos, para que de esta forma todos los implicados obtuvieran un fin común, en el que la sociedad debía  ser pensada como una construcción social organizada    con miras a sustentar los valores de una economía  industrial.

Las revoluciones políticas se dieron  por el descontento social del pueblo, estas ideas revolucionarias  se originaron a partir de la revolución francesa. Las ideas revolucionarias se fundaron en la  igualdad, fraternidad y libertad de los pueblos. Igualmente bajo los ideales republicanos los pueblos debían decidir sus formas de gobierno, persiguiendo su desarrollo económico, social y cultural bajo el principio de igualdad.

De igual forma, Las organizaciones educativas tienen que  responder   a las necesidades de la sociedad, cuando las necesidades de las organizaciones educativas cambian, es cuando se  debe transformar y redefinir el contrato que la escuela ha hecho con la sociedad desde su fundación.

Las instituciones educativas, como organizaciones sociales, originadas a partir de los fenómenos mencionados anteriormente, se originaron bajo un contrato fundacional, el cual era explícito en cuanto a lo que la  economía industrial del momento esperaba, creando así, condiciones para que se llegara a una  igualdad de oportunidades, en la que nuevos saberes debían contribuir al desarrollo social que legitimaba el derecho y el orden económico establecido hasta el momento.

El contrato fundacional de la escuela desde su organización fue algo paradójico al pretender alcanzar un orden social más justo, que eliminara las diferencias sociales por medio de una formación ciudadana, está paradoja, se encuentra en la contradicción que expresa el contrato fundacional al contar con unos valores económicos  determinados y unos  valores fundacionales que no coinciden con ellos.

Contrario a lo expuesto, la escuela de hoy debe repensar ese contrato fundacional y redefinir cual es el papel o mandato social que debe cumplir. La escuela  debe y puede hacer nuevos compromisos con la sociedad. El contrato fundacional debe repensarse por los continuos cambios de la sociedad, es el momento de redefinir, los roles, tareas, derechos y obligaciones que deben asumirse dentro de la escuela, además debe democratizarse el saber, más aún en la era de las TIC, es por esto que el contrato fundacional debe redefinirse.

Es necesario por lo tanto identificar cuál es el mandato social que debe cumplir la escuela dentro de la sociedad y  cuáles son los compromisos que la escuela y  el estado deben acatar; muchas veces este mandato ha sido desoído o traicionado, al no cumplir ninguna de las dos partes con las clausulas del contrato, el compromiso primordial del estado  es velar por el cumplimiento del contrato.

Para proseguir con lo expuesto hasta este instante debemos tener presente que el estado es el garante del cumplimiento de este contrato que existe entre la sociedad y la escuela. El estado no ha cumplido con el contrato porque no ha suministrado económicamente lo que necesita la escuela para el desarrollo científico y tecnológico. Pero no  puede dejarse de lado que dentro de este contrato entre la escuela y la sociedad el curriculum cumple un papel vital, más aún al redefinir el papel que cumple hoy la escuela ante la sociedad; es desde el curriculum donde se definen los contenidos y acciones que se realizaran dentro de la escuela.

La cláusulas que no cumplió  la escuela ni el estado dentro del contrato fundacional,  no se cumplieron probablemente porqué no fueron explicitas todas las cláusulas, la escuela no ha transmitido a tiempo los conocimientos tecnológicos y científicos, el estado no ha  brindado los recursos necesarios y las capacitaciones adecuadas para que  los docentes puedan implementar esta clausula, que fue desoída y que así mismo ha llevado a una ruptura contractual. Pero aquello que si fue explicitado permitió que se articularan tres lógicas, que fueron: la lógica cívica la cual se refería al interés general y a la igualdad de oportunidades, la lógica económica concerniente a la producción de bienes  y el trabajo y la lógica doméstica de las familias y los individuos.

Pero al retomar las tres  lógicas que dieron el norte al contrato fundacional entre la escuela y la sociedad, en cuanto al papel que debía cumplir la escuela frente a  la sociedad, hay una lógica que no se tocó en ese entonces y es la lógica de las ciencias, es decir el de las fuentes del conocimiento erudito; el cual se fue dando a medida que las ciencias avanzaban en la ilustración.

La lógica  de las ciencias es una de las partes de la redefinición del  contrato que la escuela no puede romper ni desoír; la escuela puede romper esté contrato fundacional al no transmitir los conocimientos que el desarrollo científico y tecnológico indican como adecuado, este conocimiento es el que los individuos deben tener presente al tratar de democratizar el conocimiento elaborado.

Han existido dos tendencias dentro de la escuela en lo que tiene que ver con el papel que ha cumplido y tiene que cumplir hoy la escuela; una de estas tendencias es la reproductivista, conservadora, que trata de perpetuar el orden que ha existido y la otra es la innovadora que propone modificar ese orden establecido.

La modificación de este orden se hace mediante el curriculum prescripto[1], el cual asume una importante y particular responsabilidad al formular y explicitar el quehacer educativo,  delimitando aquello que la institución educativa debe hacer al organizar y especificar el contrato original entre la sociedad y la escuela. La modificación puede hacerse, entre otras cosas, por medio del currículo.

El curriculum  mediante la  redefinición del contrato fundacional  determina  cual es el  papel  que debe cumplir la escuela en la sociedad y que es lo que la sociedad del siglo XXI espera de la escuela

La redefinición de este contrato se encamina siempre a fomentar  el encuadre que debe orientar las tareas didáctico-pedagógicas, las cuales tienen que propender por el desarrollo óptimo de las procesos de enseñanza y aprendizaje; el curriculum siempre debe encaminarse a no romper las cláusulas  del contrato fundacional, ya que lo que se pretende es una redefinición del contrato por los cambios que constantemente tiene las sociedades.

Un curriculum que pretende marcar diferencias entre los saberes que recibe  un grupo en comparación con otro, empieza por crear brechas socio-culturales, respondiendo de esta forma a una lógica económica y descuidando la lógica cívica y la doméstica.

El papel de la escuela debe encaminarse a democratizar el saber, transmitiendo  a tiempo el desarrollo científico y tecnológico, garantizando recursos para mantener el patrimonio cultural de los pueblos, creando un modelo de gestión en el que la sociedad pueda participar.


[1] El curriculum prescripto es definido como un organizador institucional, al dar el norte que ha de mostrar como se distribuirán responsabilidades y se reasignarán tareas, roles y perfiles dentro de las instituciones educativas. El  cual opta por una tendencia no reproductivista.

 

About these ads

Un comentario en “EL PAPEL DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS DENTRO DE LA SOCIEDAD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s